Viajes. inquietudes. palabras...

5 El volcán Copahue

Sábado 20: Salto del Agrio y termas de Copahue

Por la mañana visitamos el Salto del Agrio, siguiendo la recomendación de Omar Bianciotto de no ir por la tarde, obteniendo mejor luz para las vistas y las fotos. Salimos hacia el norte por ruta 26 (ripio), la misma que lleva a Copahue. Tras bordear un par de kilómetros el lago, 7 km más adelante se dobla a la derecha por ruta 27, también de ripio. Esta ruta avanza siguiendo el curso del río Agrio hacia la Puerta de Trolope, y permite luego continuar hacia El Huecú y Chos –Malal. Pero nosotros avanzamos sólo 9 km hasta el desvío hacia la izquierda que 2 km más adelante nos dejó en el salto del Agrio, espectacular caída de agua de http://pachig.blogspot.es/img/51.jpg  35 mt.  sobre una olla coloreada por los sedimentos que deposita el río que nace de las entrañas del volcán Copahue. El sol matutino nos favoreció con la formación de un arcoiris en la parte inferior del salto. Recorriendo las inmediaciones, vimos los tonos amarillentos de azufre con que el Río Agrio tiñe las orillas rocosas antes del http://pachig.blogspot.es/img/52.jpg salto. Allí charlamos con grupito de turistas  que se frotaban la piel con el barrito amarillento del río; ellos lo hacen como práctica terapéutica todos los años. Volvimos a la cabaña y después de almorzar unas buenas tartas adquiridas en la panadería local nos dirigimos hacia las termas. Volviendo a efectuar los 9 km iniciales de la excursión matutina, continuamos esta vez por ruta 26, que asciende unos 400 mt desde los 1.620 m.s.n.m. de Caviahue a los 2.010 de Copahue, en una distancia total de 20 km. En el trayecto se pasa por las lagunas Las Mellizas, que abastecen de agua a Caviahue. Del otro lado de la primera laguna llama la atención un chorro permanente de vapor que surge ruidosamente junto a una aislada construcción: es la Usina Geotérmica, un proyecto fallido para dotar de agua caliente a las calles de Copahue, que actualmente sólo deja salir esos vapores.  Por ahí cerca hay dos lugares termales llamados Las Máquinas y Las Maquinitas. Los nombres derivan del permanente sonido con el que brotan los vapores volcánicos en esos lugares, semejando una máquina de vapor. Nos desviamos hacia Las Maquinitas. Allí algunos turistas se sumergían embarrados http://pachig.blogspot.es/img/54.jpg  en una lagunita de barro gris. Por todas partes brotaban fumarolas y bullía el agua que brotaba de la tierra, en medio de un intenso olor a azufre y sus http://pachig.blogspot.es/img/53.jpg derivados. Al llegar a Copahue nos sorprendió el pueblito rodeado de colinas nevadas hasta el nivel del suelo, y comprendimos que fue buena la recomendación que nos dieron de alojarnos en Caviahue, no en Copahue, ya que éste es un  pueblito temporario, que sólo existe entre diciembre y marzo, y luego queda cubierto por la nieve. Es de más difícil acceso, menos servicios y menor belleza paisajística que el primero, además de que está permanentemente impregnado de olores sulfurosos. El Complejo Termal, administrado por la Provincia de Neuquen, posee una superficie total de 10.500 m2, de los cuales 6.000 corresponden al edificio principal y baños externos, y el resto a lagunas al aire libre, fumarolas y hervideros. El diseño del edificio y el funcionamiento nos hicieron recordar a un hospital, más precisamente al Hospital de la Comunidad de Mar del Plata. Es que las termas están desde antiguo vinculadas más a lo terapéutico que a lo recreativo. Al ingresar, hay que llenar una ficha de admisión. Si uno no va a estar más de tres días (nuestro caso) no es necesaria la revisación médica, que cuesta $ 20; se hace una revisación gratuita por una enfermera que toma la presión y el pulso; luego anota en la planilla las “prestaciones termales” a las que uno puede acceder (no son todas al elegir esta opción). Dentro de ellas uno debe señalar cuáles va a usar, y se abona el importe de cada una. Nosotros elegimos para ese día la Laguna del Chancho ($ 5.50) y un baño de inmersión de algas ($ 8.-). Hay que tener en cuenta que los baños no pueden exceder de 15 minutos y hay que esperar 3 horas entre baño y baño, todo lo cual es controlado rigurosamente con planillas. La Laguna del Chancho es una de las tres principales que se encuentran al costado del edificio. En realidad son tres piletas rectangulares. En un extremo está la Laguna Verde, que contiene algas termófilas microscópicas, y es hipotermal, es decir su temperatura es baja  (22 / 24 º), con lo cual, pese a que su uso es gratis,  no es agradable para las temperaturas normales en este sitio, ya que a 2.000 m2 no hace calor ni en pleno enero. La Laguna Sulfurosa, en el centro, es la más grande y emite vapores http://pachig.blogspot.es/img/55.jpg permanentemente, pero no se puede usar para bañarse: su temperatura ronda los 80º. En el otro extremo está la Laguna del Chancho, a la cual uno no se metería si no le dijeran que es bueno, por su olor a ácido sulfídrico y el color gris barroso de su agua espesa. Pero la temperatura es agradable: 33 / 36º. La profundidad de aprox 50 cm. permite permanecer sentado y uno puede previamente embarrarse con el fango que disponen en un balde al costado de la pileta, aunque esto también puede hacerse estando sumergido, con el barro del fondo. Del fondo salen sorpresivamente cada tanto chorritos de agua más caliente que dan la sensación de quemar, pero no pasa nada. Al salir (los asistentes vocean el nombre del que se le acabaron los 15 minutos), se siente el frío del aire, pero hay disponibles duchas calientes para sacarse el barro y reponerse.

 Las tres horas de espera hasta el baño de inmersión las aprovechamos para tomar mate a la orilla de la pequeña  Laguna de los Callos, donde la gente se sienta a su alrededor introduciendo los pies. Allí cerca hay un surgente llamado Agua del Mate, pues emite agua apta para cebar. Luego caminamos un poco por el pueblo, sorprendiéndonos por encontrar a cada paso pequeñas fumarolas y cursitos de agua borboteante, y fuimos a un local comercial a comunicarnos por teléfono e Intenet. Volvimos al Complejo Termal, que cuenta también con muchos locales comerciales, entre ellos uno de Caviahue Tours, empresa recomendada por Omar Biancioto para efectuar la ascensión al volcán Copahue, que habíamos empezado a contactar el día anterior en su local principal de Caviahue. Allí concretamos la excursión para el día siguiente.  Costo de la misma: $ 85 por persona. Luego del reparador baño de inmersión verde, efectuado en una especie de bañadera en ambientes individuales, regresamos a Caviahue donde volvimos a cenar en Los Ñires, y nos acostamos lo más temprano posible, ya que a la mañana siguiente nos pasarían a buscar por la cabaña a las 7:30 para la excursión.  Kilómetros del día: aprox. 70.  

 

Domingo 21: Ascenso al volcán Copahue 

 

Día destinado a efectuar la más exigente de las actividades previstas en nuestro viaje, y además la única en que contratamos una empresa para la excursión (ya dije que tendríamos que haber contratado una lacustre en el Lago Lácar). Es que según diversas recomendaciones, es una excursión que no se puede hacer sin guía. Había posibilidad de conseguir precios más baratos, pero sin la garantía de una empresa seria, como demostró ser Caviahue Tours, que cuenta entre otras cosas con seguro de accidentes. La extensión de la caminata es variable: depende de que se cuente o no con una camioneta 4 X 4 y depende también de que la nieve que subsiste en el trayecto se haya derretido lo suficiente como para permitir el paso de la misma. Justo en estos días, el camino habia quedado despejado como para que la 4 X 4 llegara al máximo de subida posible. Pero, por no habernos anotado con suficiente anticipación, ya estaban cubiertas las plazas para este vehículo, y nos tocó una camioneta con tracción simple, que solamente podía llegar hasta la angostura de las Lagunas Mellizas, lo cual significaba al menos una hora más de caminata. El viaje estuvo en suspenso hasta último momento, ya que se preveía mal tiempo para estos días. Al sonar el despertador, rápidamente fui hasta la cocina y miré  por la ventana: el cielo se presentaba completamente nublado pero el volcán se veía perfectamente en toda su extensión: la cumbre estaba despejada. De modo que desperté a mis compañeros para que se prepararan. Puntualmente nos pasaron a buscar a las 7:30. Ya habían levantado otros tres pasajeros: un matrimonio algo mayor que nosotros con su hijo de 12 años. En pocos minutos llegamos a las Lagunas Mellizas y empezamos la subida. El clima estaba bien fresco: Silvia y yo no habíamos tenido la precaución de traer camperas en este viaje, y nos hubieran hecho falta, si bien las suplimos adecuadamente poniéndonos dos pulóveres. Al empezar a subir, me sobrevino una gran preocupación: casi inmediatamente me empezó a faltar el aire y el corazón parecía que me iba a estallar. Yo, que tanto había insistido con hacer esta caminata, iba a quedar afuera de entrada. Sin embargo, al hacer el primer descanso me volvieron las fuerzas.  Nuestro guía, el joven Javier, demostró grandes condiciones para conducir el grupo, permitiéndonos efectuar numerosos descansos como para “cambiar el aire” y así dosificar un poco nuestras exiguas fuerzas. Nuestros compañeros de caminata parecían más entrenados y aparentaban trepar con menos dificultad. Al principio se compartía la huella de las 4X4 o se desviaba por senderos de tierra bordeados de algunas matas bajas. Antes de llegar a la “parada final” de las 4X4, donde estaba estacionada justamente la de Caviahue Tours, ya habíamos tenido que hacer varias paradas de descanso, y habíamos consumido bastante agua. En la empresa nos habían recomendado llevar, además de agua, frutas, galletas y chocolate. Lamentamos haber omitido aprovisionarnos de chocolate; galletas y frutas sí llevamos, pero llegamos a la conclusión de éstas últimas no son muy recomendables: pesan mucho y se estropean con el traqueteo. En cambio, nuestros compañeros llevaron tabletas de cereales, livianas y alimenticias. Lo que sí celebré fue haber llevado unos caramelos Sugus que venían muy bien. Junto al “estacionamiento” de la 4 X 4 Javier nos convidó con un agradable café que llevaba en un termo. Allí, como él dijo, se acababa la civilización y empezaba la barbarie; ya sólo se podía avanzar a pie, y no había senderos de tierra: era todo piedra, nieve o ceniza volcánica. http://pachig.blogspot.es/img/56.jpg Acá se ve a Silvia en plena ascensión; ni una minúscula plantita crece en esas alturas; el volcán Copahue tiene más de 2.900 mt de altura y su cráter no está exactamente en la cumbre, está a 2.750 mt, justo en la “V” que forma la montaña frente a Silvia.  Allí había que llegar. Los tramos con nieve eran pintorescos, pero cansadores al hundirse los pieshttp://pachig.blogspot.es/img/57.jpg  en el blanco elemento. Y también había tramos con nieve cubierta con ceniza volcánica (me dijo Javier que se depositaba arrastrada por el viento), que al humedecerse toma un color negro; son los sectores que pueden verse más arriba en la foto. Yo, con la respiración agitada por el esfuerzo, trataba de darme ánimos para seguir, repitiendo mentalmente los versos que el gran poeta neuquino de origen mapuche Marcelo Berbel le había dedicado al volcán: “Si late el sol en tu vientre, dame ese aliento de vida...” (ver aparte)

 

 

Nos alentó ver que no éramos los únicos locos que intentábamos esta aventura: en el camino nos cruzamos con varios grupos de caminantes y algunos más entrenados nos pasaron. En cierto momento hay que http://pachig.blogspot.es/img/58.jpg cruzar el Río Agrio recién nacido, caliente entre bloques de nieve. Y más arriba, pudimos apreciar el nacimiento del Río Agrio: sale de  adentro del volcán, por un orificio debajo de una cueva de hielo. Según http://pachig.blogspot.es/img/59.jpg Javier, tiene al nacer una temperatura de 90º y una extrema acidez; en seguida se atempera al recibir agua de deshielo.

A medida que se subía al panorama se ensanchaba. El volcán está en una especie de cuña que avanza sobre territorio chileno; su cumbre es límite entre los dos países. Así que avanzando, veíamos al norte y al sur montañas chilenas. Lamentablemente no había gran visibilidad por las condiciones atmosféricas. Ya cerca de la cumbre, se podía apreciar en toda su extensión el Lago Caviahue, en forma de herradura. A sus http://pachig.blogspot.es/img/60.jpg orillas se aprecia a la izquierda la población de Caviahue; justo frente al lago se puede ver el promontorio de 1.750 mt que alberga la Laguna Escondida. A la izquierda de la fot o se abre la puerta de Trolope, por donde habíamos llegado el día anterior al Salto del Agrio.

 Por fin, después de una empinada subida, aparece súbitamente un lugar fantástico: el cráter del volcán, de 300 mt. de diámetro y enmarcado http://pachig.blogspot.es/img/61.jpg atrás por una enorme pared de hielo de 50 mt. de altura. El cráter está cubierto con agua, pero el nivel de ésta y su aspecto son variables, según la actividad volcánica del momento. En esta oportunidad, emitía fuertes vapores sulfurosos que el viento arrastraba hacia el norte. Uno está prácticamente al lado del cráter y no hay espacio como para tomar distancia y sacar una foto de conjunto. En esta foto podemos ver http://pachig.blogspot.es/img/62.jpg el sector sur, que aparece sin vapores y en la otra el lado norte, con fuertes emanaciones gaseosas. Cada tanto podían verse bloques de hielo que http://pachig.blogspot.es/img/63.jpg se desprendían del glaciar cayendo con gran estrépito en el agua. Estuvimos varios minutos descansando y contemplando el imponente panorama, sentados en el piso con nuestras espaldas apoyadas en un paredoncito de piedras que han levantado para resguardarse del viento, que se hacía notar fuertemente. En esas circunstancias nos sorprendió escuchar que sonaba el celular de Ernesto: estaba recibiendo una llamada de su nuera. Sí, había señal en la cumbre del volcán y Joanna lo había enganchado justo ahí.

La bajada fue, como era de esperar, mucho menos esforzada. En varias ocasiones se cambia el itinerario para aprovechar diversas circunstancias: por ejemplo, fuertes pendientes de ceniza suelta, que son imposibles de subir pero muy divertidas de bajar, hundiendo las zapatillas hasta el talón: claro que después hay que vaciar grandes cantidades de piedritas de las zapatillas.

Durante la bajada, un excursionista que subía me entregó el bastón que nos había provisto la empresa, y que yo había dejado olvidado en algún descanso.

Subimos exhaustos pero satisfechos del ”deber cumplido”a la camioneta que nos esperaba. Nadie había aflojado. Ahí nos dimos cuenta de que el aire del lugar es muy poderoso: los adornos de plata de las chicas se habían puesto negros. Regresamos a eso de las 17 horas a la cabaña. Una vez repuestos, fuimos a las oficinas de Caviahue Tours a abonar el saldo de la excursión. Allí nos hicieron entrega de un “diploma” por “haber participado del ascenso en trekking al cráter del Volcán Copahue (2925 mt), único activo de la Patagonia Argentina”.  Cenamos en el hotel del I.S.S.N. Kilómetros del día: menos que uno, para ir al centro de Caviahue.

Comentarios

ASCENDIMOS HOY AL CRATER DEL VOLCAN COPAHUE Y EN VARIAS OPORTUNIDADES CREIMOS NO PODER ALCANZAR LA CIMA, EL AIRE ESCASEA Y SE TRANSFORMA EN EL BIEN MAS PRECIADO, EL VERTIGO ES OTRO QUE RONDA POR AHI Y NOS HACE CREER QUE NO PODREMOS AVANZAR NI RETROCEDER, PERO GRACIAS A TIZIANO Y JAVIER LLEGAMOS, ABSORVIMOS EL AIRE SULFUROSO Y GOZAMOS DE ESTAR A CASI 3000 MTS DE ALTURA, BAJAMOS GOZANDO SKI EN CENIZA Y NIEVE Y DECIDIMOS QUE ESTA EXPERIENCIA SERA INOLVIDABLE EN NUESTRAS VIDAS, NO SE LO PIERDAN

Aca estoy nuevamente,fui la primera en comentar acá, y ahora vuelvo a escribir para decirles que por suerte a principios de este año volvimos a Caviahue, y al fin pudimos llegar al cráter del volcán... Fue la mejor experiencia en excursiones que había hecho hasta ese momento... Sinceramente a los que vayan, anímense!!!! El esfuerzo vale la pena!!!

a principio de año con mi viejo y hermano hicimos toda la ruta 40, y parte de la carretera austral en chile, y no podiamos no ir al copahue, es tremendo, lastima que nos agarro un piedron cuando descendiamos pero buee, jaja. una cosa que nos parecio bastante ventajosa es que te dicen que no podes hacerlo sin guia y te arrancan la cabeza con los precios, nosotros lo hicimos sin guia y es muy facil llegar, obviamente no estoy diciendo que no les den bola a los guias, eso queda en cada uno, saludos desde cba

tenia once años cuando con mi papa cruzamos al cordillera A PATA desde el volcan antuco hasta el lado argentino del copahue, nos demoramos tres dias a la vuelta casi nos agarra "la pela" en la oscuridad del antuco aparte del frio espantoso, no nos veimos las manos y el frio congelo nuestras ropas, hace un tiempito murieron 45 soldados alli donde nosotros salimos gateando. Hoy tengo 54 años y considero al copahue maravillosso saludos.

que increible experiencia,aquel lugar es hermoso,es el encuentro entre la naturaleza y uno,siempe me gustaron mucho los volcanes,espero q la carrera q estoy estudiando,algun dia me lleve alli o a algun lugar parecido. suerte!

yo soy de EL HUECÚ q queda a 60km de copahue y caviahue...y voy vastante seguido... me encanta el lugar... tiene un paisag muy singular! me gusto mucho su pagina! las fotos son muy lindas tmb! bueno...si algun dia gustan de pasar por El Huecú...tmb es un lugar lindo donde pueden hospedar en camping u Hosteria tiene muchos lugares hermosos para visitar y para hacer un abrazoo kmi

Hermosa descrpcion!, en unos dias estoy yendo a ese maravilloso lugar y espero poder hacer el ascenso!

Tuve la suerte de ir a Caviahue y Copahue hace 3 años y ver esto me hace recordar lo maravilloso que es el lugar. Casualmente dos amigos con los cuales compartimos la experiencia estan vacacionando en Caviahue y llegue al blog porque me llamaron para que les averigue si es verdad que no se asciende mas en verano. Nosotros ascendimos con un guia por intermedio de los chicos del refugio de Caniche. Es espectacular la vista al cerro negro y al volcan villarrica. La verdad los felicito por lo bien contado del viaje. Este año vere si puedo llegar al crater del Villarrica. Si van a Copahue no dejen de ir a la parrilla de Nito que se come un chivito espectacular.

Hola, que buena la descripción delo que es Copahue y sobre todo la ascensión al volcán. Que bueno haber podido llegar y ver eso!!!! Nosotros estamos yendo este verano para allá y espero que podamos repetir su experiencia (nuestro estado físico es deplorable)... Felicitaciones

Añadir un Comentario: