Viajes. inquietudes. palabras...

Diversidad

DIVERSIDAD http://pachig.blogspot.es/img/aromo2.jpg

 

La Iglesia ha cuestionado el matrimonio entre personas del mismo sexo aduciendo que no es “natural”, y que su principal fin es la procreación.

En primer lugar, cuestiono el derecho que tiene de opinar sobre lo “natural” una organización cuyos fundamentos se basan en cosas sobrenaturales. Los científicos son los que estudian lo natural; los religiosos inventan lo sobrenatural. Y además, como dijo alguien, qué tiene de natural, por ejemplo, el matrimonio de las monjas con Dios, que tampoco está destinado a la procreación.

Poner algo en condición de “natural” supone relegar lo demás al carácter de “antinatural”, y por lo tanto, condenable. Aquí tampoco la Iglesia es la más indicada para opinar, pues impone para sus sacerdotes el celibato. Esto sí puede muy fácilmente  entrar en la categoría de “antinatural”.

Otra cosa sería si dijeran que el matrimonio entre personas de distinto sexo es lo normal. Ahí podríamos estar de acuerdo, pues las relaciones homosexuales no caben duda de que, al menos en este mundo y en esta época, son minoritarias. Pero lo que no es normal puede ser muy diverso. Los disminuidos mentales no son “normales”. Los genios tampoco. El hecho de que algo o alguien no sea “normal” no lo hace necesariamente condenable como ocurriría con lo “antinatural”. En tanto no perjudique a otros lo hace digno de respeto, lo hace digno de convivir en esa diversidad enriquecedora para todos. Ademas, lo que se considera “normal” puede dejar de serlo, dependiendo de los avances sociales y los cambios en las costumbres.

“Las relaciones sexuales se dan entre un hombre y una mujer”. Esto será lo normal, pero

no siempre es así. Muchas veces no lo es y no hay por qué condenarlo. La sexualidad es diversa.

“Los árboles florecen en primavera”. Esto es lo normal, pero tampoco es invariable. Ahí tenemos a los aromos, que esta época crudamente invernal ya han florecido en Mar del Plata. Los aromos son los primeros en agradecer al sol su renacimiento. Ya han detectado que los días se han alargado algunos minutos después del solsticio, y lo festejan con una explosión de flores solares, amarillas y redondas como el sol.

No es un árbol normal. Y por suerte no lo es! Gracias al aromo, empezamos a disfrutar de la primavera en pleno invierno, empezamos a notar que vamos dejando atrás lo más frío y lo más oscuro del año.

La naturaleza es diversa.

 

Comentarios

me gusto,...tenes toda la razon...

muy bueno ,pachi.

Añadir un Comentario: