Viajes. inquietudes. palabras...

SI LE HUBIERAN HECHO CASO...

http://pachig.blogspot.es/img/San_Martin.jpg José de San Martín, a 160 años de su muerte.

 

El “sanmartiniano” ejército argentino no se ha caracterizado por tomar en cuenta los preceptos del Padre de la Patria. Por ejemplo:

 

“La patria no hace al soldado para que la deshonre con sus crímenes, ni le da armas para que cometa la bajeza de abusar de esas ventajas ofendiendo a los ciudadanos con cuyos sacrificios se sostiene”.

 

“Nunca reconocereis por gobierno legítimo de tu patria sino aquel que sea elegido por la libre y espontánea voluntad de los pueblos”.

 

“Mi sable jamás de sacará de la vaina por opiniones políticas”.

 

“El General San Martín jamás derramará la sangre de sus compatriotas, y sóo desenvainará la espada contra los enemigos de la independencia de Sud América”.

 

“Convencido sin duda el gobierno español de que la ignorancia es la columna más fuerte del despotismo, puso las más fuertes trabas a la ilustración del americano, manteniendo su pensamiento encadenado para impedir que adquiriese el conocimiento de su dignidad”.

 

“El gobierno (del Perú, mientras él era Protector) va a sancionar la libertad de imprenta, porque reconoce el derecho que tienen todos los hombres de pensar, de hablar y de escribir, y porque está convencido de que sin ella son perdidos los más bellos talentos de la patria para la causa de la razón y de las luces”.

 

“Compatriotas, amigos descendientes de los Incas: Ya llegó para vosotros la época venturosa de recobrar los derechos que son comunes a todos los individuos de la especie humana, y de salir del horrible abatimiento a que os habían condenado los opresores de vuestro suelo”.

 

San Martín era un militar especial, pues tenía una fuerte formación intelectual, imbuída de las más avanzadas ideas de su época, formando parte del sector más esclarecido de la Revolución de Mayo, aquel que integraban Belgrano, Moreno, Castelli, Monteagudo.

 

Si se la achaca a San Martín que se retiró prontamente en medio de los conflictos que aquejaban a los nacientes países sudamericanos, quizás fue que aplicó una idea que expresa en nuestros días Nassim Taleb: “No hacer nada es muy superior a hacer algo estúpido”.

 

(Fuente: Felipe Pigna, Los mitos de la historia argentina 2, Edit. Booket, 2008)

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: