Viajes. inquietudes. palabras...

EL DELON DE NO CREER

http://pachig.blogspot.es/img/Delon.jpg

Alain Delon

 

 Según el Diccionario de la Irreal Academia, "delo" es un delito grande, y "delón" un delito muy grande. Si la gravedad de una falta se juzga por la condena que merece, no creer es para las Sagradas Escrituras cristianas, más que un delito, un delón. El buen Jesús les dijo a sus discípulos: "Cuando lleguen ustedes a un pueblo o aldea (...) si no los reciben ni les quieren oir, entonces salgan de esa casa o de ese pueblo y sacúdanse el polvo de los pies. En verdad os digo que en el día del juicio, el castigo para ese pueblo será peor que para la gente de Sodoma y Gomorra" (Mateo, 10.11-15). Como es sabido por el Antiguo Testamento, Sodoma y Gomorra fueron castigadas por Dios por no practicar el sexo según sus preceptos, con una lluvia de fuego y azufre que destruyó ambas poblaciones con todos sus habitantes, hombres, mujeres, niños y hasta óvulos fecundados, esos que tanto defiende hoy en día la Iglesia.

Es decir que el no creer se castiga con la pena de muerte, o hasta con dos muertes, al igual que otros crímenes tal como se enumera en el Apocalpisis: "Pero en cuanto a los cobardes, los que no creen, los odiosos, los asesinos, los que viven en inmoralidad sexual, los que practican la brujería, los que adoran ídolos, y todos los mentirosos,a ellos les tocará ir al lago que arde con fuego y azufre, que es la segunda muerte" (Apocalipsis, 21.8).

Conste que estos criterios no son exclusivos de esta religión:

"Y quien desee otra práctica de adoración que no sea el Islam,
no le será aceptada y en la última vida será de los perdedores." (Corán, 3.85).

Así puede entenderse por qué la tolerancia, la aceptación del que piensa distinto, no es el fuerte de las religiones.

Es curioso que mientras para la Justicia Divina no creer es un verdadero "delón", para la humilde e imperfecta justicia humana no es actualmente en absoluto cuestionable. En pólítica todos tenemos el derecho de no creer en lo que dicen los gobernantes, y lo ejercitamos plenamente. En ciencia, el no creer, el dudar, es ni más ni menos que el fundamento de todo progreso científico. El papel que se le asigna a la duda en la ciencia es quizá lo que más la distingue de las religiones.

Castigar como a un asesino al que duda o no cree? Esto es pura barbarie religiosa. Un consejo sensato sería: "Huye del que te obliga a creer en algo".


 

Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: