Viajes. inquietudes. palabras...

revolucion_de_mayo

EL PARTIDO DE LA INDEPENDENCIA

Escrito por pachig 06-12-2012 en General. Comentarios (3)

 

A la agrupación “La Castelli”, por continuar este legado

 

  

http://pachig.blogspot.es/img/Castelli.jpg Juan José Castelli

Hace poco más de dos siglos hubo en el entonces llamado Virreinato del Río de la Plata un fuerte movimiento de jóvenes criollos que tenía entre sus principios:

http://pachig.blogspot.es/img/Belgrano.jpg Manuel Belgrano

1)     IDEAS AVANZADAS. Había que adoptar las nuevas ideas que habían triunfado en las revoluciones norteamericana y francesa unas décadas atrás, y que  cambiaron el mundo: progreso,  libertad, independencia,  igualdad,  democracia. Anunciaban el fin de las castas nobles y las monarquías absolutas.

2)                            APLICACIÓN A LO NUESTRO. Esas ideas debían implementarse en nuestro continente, no eran para aplicarlas exclusivamente a europeos blancos.

3)                            INDEPENDENCIA: Las colonias americanas debían ser independientes de todo poder extranjero.

4)                            AMERICANISMO: La unidad americana era deseable y posible.

5)                            INTEGRACION: Los aborígenes eran hermanos y debían gozar de los mismos derechos y libertades.

6)                            EDUCACION Y TRABAJO:  El trabajo, la educación, la ciencia y la tecnología se promovían como palancas para el progreso.

7)                            LAICISMO: Consideraban que las religiones debían estar al margen de los poderes del Estado. Despreciaban en mayor o menor medida al clericalismo. Sin embargo, eran tolerantes como para admitir en sus filas desde ateos militantes como Monteagudo hasta creyentes como Belgrano.

http://pachig.blogspot.es/img/S_Rodriguez_Pena.jpg Saturnino Rodríguez Peña

 

Y no se quedaron en meros enunciados,  pusieron manos a la obra: desplegaron sus fuerzas y sus inteligencias para lograr sus objetivos.

http://pachig.blogspot.es/img/N_Rodriguez_Pena.jpg Nicolás Rodríguez Peña

Si bien no formaron una organización estable, se los conocía en Buenos Aires como Partido de la Independencia. En un primer momento sus miembros más destacados eran los primos Juan José Castelli y Manuel Belgrano,  los hermanos Nicolás y Saturnino Rodríguez Peña, Hipólito Vieytes,  Domingo French y Antonio Berutti. Más adelante, las alianzas tejidas a los efectos de impulsar la Revolución de Mayo incorporaron a este sector al abogado porteño Mariano Moreno, quien pasó a ser uno de sus referentes principales. Y también confluyeron con esos ideales el tucumano  Bernardo de Monteagudo, los esposos altoperuanos Juana Azurduy y Manuel Padilla, el salteño Martín Miguel de Güemes, el oriental José Gervasio Artigas y el correntino José de San Martín, que llega de España y se pone al servicio de la Revolución en 1812.

http://pachig.blogspot.es/img/Vieytes.jpg Hipólito Vieytes

Pero los promotores de la Revolución de Mayo no eran homogéneos en sus ideas: a este sector combativo se le oponía otro, cuyos referentes eran Cornelio Saavedra y el deán Gregorio Funes; sus objetivos eran mucho más limitados y conservadores. En este sector fueron tomando cuerpo ideas bastantes diferentes:  1) no estaban tan de acuerdo con las ideas revolucionarias de Francia y Estados Unidos;2)  pensaban que esas ideas podían funcionar en la civilizada Europa, pero no aquí; admiraban a Europa como civilización superior a la que de una u otra manera había que someterse; 3) no creían en la unidad americana; desconfiaban de la barbarie del interior y despreciaban profundamente a los indígenas; 4) mantenían estricta sumisión a las jerarquías de la Iglesia y a sus creencias.

http://pachig.blogspot.es/img/French.jpg Domingo French

Debido al poder que siempre han tenido las jerarquías económicas y religiosas, este sector conservador pronto logró prevalecer en los sucesivos gobiernos posteriores a la Revolución, y desplazar a los verdaderos revolucionarios.

http://pachig.blogspot.es/img/Beruti.jpg Domingo Beruti

Así fue que Moreno, menos de un año después de la Revolución, fue enviado a Gran Bretaña, muriendo en alta mar, probablemente asesinado; Castelli luego de encabezar un gobierno verdaderamente revolucionario en Alto Perú, es encarcelado y juzgado tras la derrota de Huaqui y muere de cáncer;  Belgrano y  San Martín son asignados a campañas militares, apartándolos así de la lucha política; Monteagudo, casi siempre alejado de Buenos Aires defenderá sus combativas ideas en Chile y Perú, acompañando a San Martín y luego a Bolívar.

http://pachig.blogspot.es/img/Moreno.jpg Mariano Moreno

Así poco a poco el Partido de la Independencia será reemplazado por el que podríamos llamar “de la dependencia”, constituido por los que poco tenían de revolucionarios y adherían en todo o en parte a los propósitos conservadores.

http://pachig.blogspot.es/img/Monteagudo.jpg Bernardo Monteagudo

Los sucesivos gobiernos tras la Primera Junta nunca se rigieron por los principios del Partido de la Independencia; algunos lo hicieron sólo en parte y en muchas ocasiones fueron abiertamente la antítesis de ellos. El caso más extremo fue sin dudas el de la última dictadura militar (1976/83): usurpando el poder, abiertamente entregada a los capitales extranjeros, violando absolutamente todas las libertades y derechos, en conflicto permanente con los hermanos latinoamericanos, en alianza visceral con las jerarquías eclesiásticas, fue la cabal demostración del abandono total de aquellas ideas fundacionales.

http://pachig.blogspot.es/img/Azurduy.jpg Juana Azurduy

Un proceso similar se fue dando en los demás países sudamericanos, cuyos ciclos políticos son dramáticamente simultáneos, y cuya historia común desde el origen queda simbolizada por la acción de Monteagudo quien participa de las campañas libertadoras de San Martín y de Bolívar.

 http://pachig.blogspot.es/img/Padilla.jpg Manuel Padilla

EL PROYECTO NACIONAL Y POPULAR ES LEGITIMO HEREDERO DEL PARTIDO DE LA INDEPENDENCIA.

Solamente en estos últimos años, a partir del 2003, con el proyecto nacional y popular encabezado por Néstor y Cristina Kirchner se puede afirmar que vuelven a reverdecer, justo en su Bicentenario, aquellos objetivos. Y esto se da en un marco inédito de prevalencia de gobiernos similares en Latinoamérica, cuyo principal exponente es la Revolución Bolivariana en Venezuela, con lo cual los avances en la consecución de los objetivos se favorecen y también la presencia internacional de nuestro continente.

http://pachig.blogspot.es/img/Güemes.jpg Martín Güemes

Por qué esto es así? Veamos:

1)     Ideas avanzadas: el Kirchnerismo rescata permanentemente a Belgrano, San Martín, Moreno, Castelli, Monteagudo, y ha hecho una política de estado la defensa de los derechos humanos y las libertades individuales, incluida la libertad de expresión.

2)     Aplicación a lo nuestro: las libertades no se declaman, se aplican.

3)     Independencia: este proyecto ha defendido como nadie la soberanía nacional

4)     Americanismo: nunca antes se había aplicado una política tan definida de integración americana.

5)     Integración: los pueblos originarios son reconocidos en sus derechos.

6)     Educación y trabajo: Se da claramente impulso al trabajo, la educación,  la ciencia y la tecnología.

7)     Laicismo: a pesar de profesar la fe católica, los Kirchner no han acatado las imposiciones eclesiásticas y han impulsado medidas muy desagradables para ellos como la Ley de Matrimonio Igualitario y la de Identidad de Género.

 

http://pachig.blogspot.es/img/Artigas.jpg José Gervasio Artigas

Es curioso que durante doscientos años no se hayan podido consolidar en nuestra sociedad unos principios tan básicos que deberían servir de fundamento indispensable e indiscutible a cualquiera de las  políticas que se quieran implementar. Esos principios fundamentales no han perdido para nada vigencia y hay necesidad de que los defendamos: todavía hay entre nosotros (y tienen mucho poder) quienes pretenden resignar nuestra soberanía, apartarnos de Latinoamérica, discriminar a sus habitantes originarios, inclinarse sin chistar ante cualquier déspota y someterse a los poderes religiosos.

http://pachig.blogspot.es/img/San_Martin.jpg José San Martín

El enfrentamiento entre estas dos posiciones sigue siendo tan virulento como en los albores de la patria: el mismo odio que despertaron en su momento Castelli, Moreno, San Martín y Belgrano (aunque luego los hayan “lavado” y en mayor o menor medida elevado a categoría de próceres con calles y monumentos, sin respetar sus ideas) es el odio furibundo que despierta en muchos el actual proyecto nacional y popular, odio atizado por los poderosos de siempre.

http://pachig.blogspot.es/img/Kirchner.jpg Néstor Kirchner

En la historia argentina ha habido muchos enfrentamientos que no reflejaban exactamente las opciones reales de poder que se dirimían: unitarios contra federales, radicales contra conservadores, peronistas contra radicales. Una tarea interesante, pero que excede en mucho los propósitos de este artículo sería tomar uno por uno los distintos gobiernos que tuvimos y ver cuáles de los principios fundamentales intentaron aplicar y cuáles no, incluso cuáles de esos principios se aplicaron EN CONTRA de otros (por ejemplo, “el progreso” contra “la integración indígena”). Esta vez sí la confrontación es clara y real y del resultado que tenga dependerá el futuro de nuestro país. No va a haber lugar para indecisos ni medias tintas. Afortunadamente se está llevando a cabo pacíficamente y esperemos que así siga siendo: el proyecto nacional y popular reivindica siempre la lucha pacífica (y en esto avanza sobre las ideas del Partido de la Independencia, que eran bastante violentos, es que los tiempos cambian y es bueno ir aprendiendo de las experiencias pasadas). 

http://pachig.blogspot.es/img/Cristina.jpg Cristina Fernández de Kirchner

 

Notas relacionadas:

-         25 de Mayo de 1811 (sobre Castelli)

-         Si le hubieran hecho caso… (sobre San Martín)

-         La Presidenta del Bicentenario (sobre Cristina Fernández).

 

 

 

 

 

SI LE HUBIERAN HECHO CASO...

Escrito por pachig 17-08-2010 en General. Comentarios (0)

http://pachig.blogspot.es/img/San_Martin.jpg José de San Martín, a 160 años de su muerte.

 

El “sanmartiniano” ejército argentino no se ha caracterizado por tomar en cuenta los preceptos del Padre de la Patria. Por ejemplo:

 

“La patria no hace al soldado para que la deshonre con sus crímenes, ni le da armas para que cometa la bajeza de abusar de esas ventajas ofendiendo a los ciudadanos con cuyos sacrificios se sostiene”.

 

“Nunca reconocereis por gobierno legítimo de tu patria sino aquel que sea elegido por la libre y espontánea voluntad de los pueblos”.

 

“Mi sable jamás de sacará de la vaina por opiniones políticas”.

 

“El General San Martín jamás derramará la sangre de sus compatriotas, y sóo desenvainará la espada contra los enemigos de la independencia de Sud América”.

 

“Convencido sin duda el gobierno español de que la ignorancia es la columna más fuerte del despotismo, puso las más fuertes trabas a la ilustración del americano, manteniendo su pensamiento encadenado para impedir que adquiriese el conocimiento de su dignidad”.

 

“El gobierno (del Perú, mientras él era Protector) va a sancionar la libertad de imprenta, porque reconoce el derecho que tienen todos los hombres de pensar, de hablar y de escribir, y porque está convencido de que sin ella son perdidos los más bellos talentos de la patria para la causa de la razón y de las luces”.

 

“Compatriotas, amigos descendientes de los Incas: Ya llegó para vosotros la época venturosa de recobrar los derechos que son comunes a todos los individuos de la especie humana, y de salir del horrible abatimiento a que os habían condenado los opresores de vuestro suelo”.

 

San Martín era un militar especial, pues tenía una fuerte formación intelectual, imbuída de las más avanzadas ideas de su época, formando parte del sector más esclarecido de la Revolución de Mayo, aquel que integraban Belgrano, Moreno, Castelli, Monteagudo.

 

Si se la achaca a San Martín que se retiró prontamente en medio de los conflictos que aquejaban a los nacientes países sudamericanos, quizás fue que aplicó una idea que expresa en nuestros días Nassim Taleb: “No hacer nada es muy superior a hacer algo estúpido”.

 

(Fuente: Felipe Pigna, Los mitos de la historia argentina 2, Edit. Booket, 2008)